Dalequedale.com

Revista Digital de Pensamiento Contemporáneo y Reflexión

15 marzo, 2010
por dalequedale
0 Comentarios

¿Cuándo dominó el hombre el fuego?

Los arqueólogos y antropólogos coinciden en afirmar que hace 400.000 años nuestro
antepasado el Homo erectus había perdido el miedo al fuego y empezaba a utilizarlo en
su provecho. Pero desde hace tan sólo 10.000 años sabe encenderlo. Recientes
investigaciones parecen desterrar el mito de que el hombre del neolítico encendía el
fuego frotando dos piedras sílex, ya que las chispas que se producen son tan fugaces y
débiles que no prenden en ramas o trapos, o la hipótesis de que lo lograban frotando una
rama dura contra otra blanda. Al parecer, utilizaba técnicas muy sofisticadas en las que
intervenían hasta cuatro elementos distintos.

Shape

15 mayo, 2006
por dalequedale
0 Comentarios

EL ARZOBISPO DE CANTERBURY DEFIENDE LA TEORÍA DE DARWIN FRENTE AL “ERROR CATEGÓRICO” DEL CREACIONISMO

null

El arzobispo de Canterbury y primado de la Iglesia anglicana, Rowan Williams, defiende al científico Charles Darwin frente a la teoría del creacionismo en una entrevista que publica el diario ‘The Guardian’.

Entrando de lleno en la polémica entre los integristas cristianos, que defienden el creacionismo, versión bíblica del origen del mundo, y los científicos seguidores de la teoría de la evolución de Darwin, el arzobispo dice que el creacionismo no debería enseñarse en las escuelas.

El creacionismo se enseña actualmente en varios colegios privados británicos, entre ellos dos financiados por el empresario protestante Peter Vardy.

“Creo que el creacionismo es… un error categórico, que parte de la Biblia como si fuera una teoría como cualquier otra… Mi preocupación es que el creacionismo puede terminar reduciendo la doctrina de la creación en lugar de ensalzarla”, afirma Williams.

Leonidas

21 diciembre, 2007
por dalequedale
0 Comentarios

Leónidas y sus 300 hoplitas en el paso de las Termópilas

Leónidas I (Griego: Λεωνίδας) fue el 17º rey agíada de Esparta. Murió en el 480 adC, durante la Segunda Guerra Médica, en la defensa de las Termópilas, bloqueando el avance del ejército persa de Jerjes I con sus 300 hoplitas.

Fue uno de los hijos del rey agíada Anaxandridas II de Esparta. Al ser el tercero en descendencia detrás de sus hermanos mayores: Cleómenes y Dorieo, no se esperaba que pudiera llegar a reinar, pero Cleómenes falleció sin descendencia masculina y Dorieo murió, probablemente poco antes que Cleómenes, en Sicilia Sucedió en el trono, probablemente en 489 o 488 adC, a su hermanastro Cleómenes I y se casó con Gorgo, la hija de éste.

En 480 adC, los éforos de Esparta enviaron a Leónidas al frente de 300 hoplitas y 4.000 soldados aliados para bloquear al ejército persa de Jerjes I en el paso de las Termópilas.

130e6_conejo

29 marzo, 2012
por admin
0 Comentarios

El Indio y El Conejo

En las heladas regiones de la América del Norte un indio hacía un caminito por entre la nieve, y además hacía otra cosa con unas ramas de abeto.

–¿Qué estás haciendo? –le preguntó un amigo que acertó a pasar por ese lugar.

–Una trampa para conejos –respondió el indio.

–Pero, ¿dónde está la trampa?

–¡Ah! –respondió el indio sonriente. –La trampa no la pondré sino hasta dentro de dos semanas.

Primero arreglo el caminito de modo que los conejos se acostumbren a él. Por ejemplo, hoy por la noche vendrán y tendrán temor de pasar por el caminito; pero mañana se acercarán más, y poco tiempo después uno de ellos lo cruzará, después caminará por él. Pocas noches después se familiarizarán con el camino y lo usarán frecuentemente sin ningún temor. Entonces pondré la trampa en medio, entre las ramas … después comeré conejo todos los días.

Vía dalequedale.com

Fuente del Autor: http://dalequedale.com.wordpress.com/2012/03/28/el-indio-y-el-conejo/

rec2024

9 abril, 2007
por dalequedale
0 Comentarios

Un anciano de 102 años acaba de conseguir una hipoteca para amortizar en 25 años

null

En Inglaterra parece que la edad no es un inconveniente para conseguir una hipoteca. Un anciano de 102 años acaba de conseguir una para amortizar en 25 años las 200.000 libras para pagar su vivienda.

Crece en el país el fenómeno de personas de avanzada edad pidiendo créditos para adquirir viviendas. El comprador quiere adquirir un inmueble.

El diario The Times recoge esta información, y se hace eco de que a pesar de que la mayoría de bancos imponen un límite de 75 años para sus candidatos a hipotecas. Pero otras entidades, en vistas de lo que el periódico recoge como avalancha de solicitudes de personas de avanzada edad, han comenzado a dar este servicio.

19 diciembre, 2012
por admin
0 Comentarios

Martin Luther King (28.8.1963, Washington) I Have a Dream (Tengo un sueño)

El 28 de agosto de 1963 tuvo lugar la “Marcha sobre Washington por Trabajos y Libertad” que reunió a 250.000 personas.

Como cierre de esa convocatoria, en las escalinatas del Lincoln Memorial, el Reverendo Martin Luther King, Jr. brindó este discurso, uno de los llamados más importantes y conmovedores a la unión entre los seres humanos en la historia mundial:

Estoy orgulloso de reunirme con ustedes hoy día en esta que será, en la historia, la más grande demostración para la libertad en la historia de nuestro país.

Hace cien años, un gran estadounidense, a cuya simbólica sombra estamos hoy parados, firmó la Proclamación de la Emancipación. Este trascendental decreto vino como un gran rayo de luz de esperanza para millones de esclavos negros, chamuscados en las llamas de una marchita injusticia.

Vino como un lindo amanecer al final de una larga noche de cautiverio. Pero cien años después, el negro aún no es libre; cien años después, la vida del negro aún es tristemente lisiada por las esposas de la segregación y las cadenas de la discriminación; cien años después, el negro vive en una isla solitaria en medio de un inmenso océano de prosperidad material; cien años después, el negro todavía languidece en las esquinas de la sociedad estadounidense y se encuentra desterrado en su propia tierra.

Entonces hemos venido hoy día aquí a dramatizar una condición vergonzosa. En un sentido hemos venido a la capital de nuestro país a cobrar un cheque. Cuando los arquitectos de nuestra república escribieron las magníficas palabras de la Constitución y la Declaración de Independencia, ellos firmaban un pagaré del cual cada estadounidense sería el heredero. Este pagaré era la promesa que todo hombre, sí, el hombre negro y el hombre blanco, tendrían garantizados los derechos inalienables de vida, libertad, y búsqueda de la felicidad.

Es obvio hoy día que EEUU ha incumplido este pagaré en lo que concierne a sus ciudadanos de color. En lugar de honrar esta sagrada obligación, EEUU ha dado a la gente negra un cheque malo; un cheque que ha regresado con el sello “fondos insuficientes.” Pero rehusamos creer que el Banco de Justicia está quebrado. Rehusamos creer que no haya suficientes fondos en las grandes bóvedas de oportunidad de este país. Y entonces hemos venido a cobrar este cheque, el cheque que nos dará sobre manera la riqueza de libertad y la seguridad de justicia.

También hemos venido a este sagrado lugar para recordar a EEUU la urgencia impetuosa de ahora. Este no es el momento de tener el lujo de enfriarse o tomar tranquilizantes de gradualismo.

Ahora es el momento de hacer realidad las promesas de Democracia; ahora es el momento de salir del obscuro y desolado valle de la segregación al camino alumbrado de la justicia racial; ahora es el momento de sacar nuestro país de las arenas movedizas de la injusticia racial, a la piedra sólida de la hermandad; ahora es el momento de hacer de la justicia una realidad para todos los hijos de Dios.

Sería fatal para la nación pasar por alto la urgencia del momento. Este verano ardiente por el legítimo descontento del Negro, no pasará hasta que no haya un otoño vigoroso de libertad e igualdad.

1963 no es el fin, sino el principio. Y los que pensaban que el negro necesitaba desahogarse para sentirse contento, tendrán un rudo despertar si el país regresa al mismo oficio. No habrá ni descanso ni tranquilidad en EEUU hasta que al negro se le garantice sus derechos de ciudadanía. Los remolinos de la rebelión continuarán a sacudir las bases de nuestra nación hasta que surja el esplendoroso día de la justicia. Pero hay algo que yo debo decir a mi gente, los cuales están parados en el umbral gastado que conduce al palacio de la justicia.

En el proceso de ganar el lugar que nos corresponde, no debemos ser culpables de hechos censurables. No busquemos satisfacer nuestra sed de libertad con tomar de la taza de la amargura y del odio. Siempre tendremos que conducir nuestra lucha en el plano alto de la dignidad y disciplina. No podemos permitir que nuestras protestas creativas se degeneren en violencia física. Una y otra vez debemos elevarnos a las majestuosas alturas del encuentro de la fuerza física con la fuerza del alma.

La maravillosa nueva militancia, la cual ha envuelto a la comunidad negra, no debería llevarnos a desconfiar de toda la gente blanca; porque varios de nuestros hermanos blancos, como se ve hoy día por su presencia aquí, han venido a darse cuenta que su destino esta amarrado con nuestro destino. Y ellos han llegado a darse cuenta que su libertad está inseparablemente unida a nuestra libertad. No podemos caminar solos. Y al caminar, debemos hacer la promesa que siempre marcharemos adelante.

No podemos volver atrás.

Hay aquellos que están preguntando a los devotos de los Derechos Civiles, “¿Cuando estarán satisfechos?” Nunca podremos estar satisfechos mientras que el negro sea víctima de horrores indescriptibles de brutalidad policial; nunca podremos estar satisfechos mientras que nuestros cuerpos, pesados por la fatiga de viajar, no podemos alojarnos en los moteles de las carreteras y en los hoteles de las ciudades; no podremos estar satisfechos mientras que la movilidad básica del negro es de un barrio pequeño a uno más grande; nunca podremos estar satisfechos mientras que nuestros hijos están despojados de su personalidad y robados de su dignidad por un letrero escrito “Sólo para blancos”, no podremos estar satisfechos mientras que el negro de Mississippi no pueda votar y el negro de New York crea que no tiene nadie por quién votar. ¡No! No, no estamos satisfechos, y no estaremos satisfechos hasta “que la justicia corra como el agua y las virtudes como una fuerte quebrada”.

No desconozco que algunos de ustedes han venido hasta aquí con grandes esfuerzos y tribulaciones. Algunos de ustedes han llegado recién de unas angostas celdas. Algunos de ustedes han venido de áreas donde su búsqueda de libertad los ha dejado golpeados por la tormenta de la persecución y derrumbados por los vientos de la brutalidad policial. Ustedes han sido los veteranos de sufrimiento creativo. Continúen trabajando con la fe de que el sufrimiento no merecido es redentorio. Regresen a Mississippi; regresen a Alabama; regresen a South Carolina; regresen a Georgia; regresen a Louisiana; regresen a los barrios bajos y a los ghettos de nuestras ciudades norteñas sabiendo que de alguna manera esta situación podrá y será cambiada. No nos revolquemos en el valle de la desesperación.

Entonces les digo a ustedes, mis amigos, que aunque nosotros enfrentemos las dificultades de hoy y de mañana, aún yo tengo un sueño. Es un sueño profundamente arraigado en el sueño estadounidense, que un día esta nación surgirá y vivirá verdaderamente de su credo, “nosotros mantenemos estos derechos patentes, que todo hombre es creado igual”.

Yo tengo un sueño que ese día en las tierras rojas de Georgia, hijos de esclavos anteriores e hijos de dueños de esclavos anteriores se podrán sentar juntos a la mesa de la hermandad. Yo tengo un sueño que un día aún el estado de Mississippi, un estado ardiente por el calor de justicia, ardiente por el calor de la opresión, será transformado en un oasis de libertad y justicia. Yo tengo un sueño que mis cuatro pequeños hijos algún día vivirán en una nación donde no serán juzgados por el color de la piel, sino por el contenido de sus carácteres.

¡Hoy yo tengo un sueño!

Yo tengo un sueño que un día en Alabama, con sus racistas viciosos, con su Gobernador con sus labios goteando palabras de interposición y nulificación, un día allí en Alabama los pequeños negros, niños y niñas, podrán unir las manos con pequeños blancos, niños y niñas, como hermanos y hermanas.

¡Hoy yo tengo un sueño!

Yo tengo un sueño que algún día cada valle será elevado, y cada colina y montaña serán hechas llanas. Los lugares más ásperos serán aplanados y los lugares torcidos serán hechos rectos, y la gloria de Dios será revelada y todo género humano se verá junto.

Esta es nuestra esperanza. Esta es la fe con la cual yo regreso al sur. Con esta fe podremos labrar de la montaña de la desesperación, una piedra de esperanza. Con esta fe podremos transformar el sonido discordante de nuestra nación en una hermosa sinfonía de hermandad. Con esta fe podremos trabajar juntos, rezar juntos, luchar juntos, ir a la cárcel juntos, pararnos juntos por la libertad, sabiendo que algún día seremos libres, y este es el día. Este será el día cuando todos los hijos de Dios podrán cantar con nuevos sentidos “Mi país es de ti, dulce tierra de libertad a ti yo canto. Tierra donde mi padre murió, tierra del orgullo de los peregrinos, de cada lado de la montaña, dejemos resonar la libertad”. Y si América va a ser una grande nación, esto tendrá que hacerse realidad.

Entonces dejen resonar la libertad desde la cima de los montes prodigiosos de New Hampshire; dejen resonar la libertad desde las poderosas montañas de New York; dejen resonar la libertad desde las alturas de las Alleghenies de Pennsylvania; dejen resonar la libertad desde las rocas cubiertas de nieve de Colorado; dejen resonar la libertad desde las curvosas cuestas de California. Pero no sólo ésto.

Dejen resonar la libertad de la Montaña de Piedra de Georgia; dejen resonar la libertad desde la montaña Lookout de Tennessee; dejen resonar la libertad desde cada colina y montaña de Mississippi.

“De cada lado de montaña dejen resonar la libertad.” Y cuando ésto pase y cuando dejemos resonar la libertad, cuando la dejemos resonar de cada aldea y cada caserío, de cada estado y cada ciudad, podemos apurar el día en que todos los hijos de Dios, hombre negro y hombre blanco, judíos y cristianos, protestantes y católicos, podemos unir nuestras manos y cantar en las palabras del viejo espiritual negro:

“Libre al fin, libre al fin; gracias Dios omnipotente, somos libres al fin.”

* * *

Martin Luther King, Jr. nació el 15 de enero de 1929 en Atlanta, Georgia, EEUU y fue asesinado el 4 de abril de 1968 en Memphis, Tennessee, EEUU.

dalequedale.com


Fuente del Autor: http://licricardososa.wordpress.com/2012/12/16/martin-luther-king-28-8-1963-washington-i-have-a-dream-tengo-un-sueno/

menatwork

30 abril, 2006
por trinity
0 Comentarios

1 de Mayo: Día de los Trabajadores

Hombres trabajando a la hora de comer

1 de Mayo: Día internacional de trabajo

Cada primero de mayo, el mundo entero conmemora el sacrificio y la lucha iniciados por los trabajadores del siglo XIX en pos de una situación laboral digna, frente a unas condiciones de trabajo muy penosas e inhumanas.

El detonante para celebrar este día fue la huelga general convocada en EE.UU. tras la aprobación de la jornada laboral de 8 horas y su posterior incumplimiento. El episodio más famoso de esta lucha fue el funesto incidente de mayo de 1886 en la Haymarket Square de Chicago, durante una manifestación contra la brutal represión de una reciente huelga; una bomba provocó la muerte de varios policías. Aunque nunca se pudo descubrir quién fue el responsable de este atentado, cuatro líderes anarquistas fueron acusados, juzgados sumariamente y ejecutados.

En julio de 1889, la Segunda Internacional instituyó el “Día Internacional del Trabajador” para perpetuar la memoria de los hechos de mayo de 1886 en Chicago. Esta reivindicación fue emprendida por obreros norteamericanos e, inmediatamente, adoptada y promovida por la Asociación Internacional de los Trabajadores, que la convirtió en demanda común de la clase obrera de todo el mundo.
El Congreso de París de la Segunda Internacional acordó celebrar el “Día del Trabajador” el primero de mayo de cada año.

Desde 1890, los partidos políticos y los sindicatos integrados en la Internacional han dirigido manifestaciones de trabajadores en diversos países en petición de la jornada de 8 horas y como muestra de fraternidad del proletariado internacional.

En la actualidad, casi todos los países democráticos lo festejan, mientras que los sindicatos convocan a manifestaciones y realizan muestras de hermandad.

23 enero, 2014
por admin
0 Comentarios

Habilidades Sociales: La Negociación

Habilidades Sociales: La Negociacion

¿Para qué necesitas la negociación?

La negociación es un instrumento para solucionar situaciones donde necesites plantear tu posición y llegar a un acuerdo. La vida cotidiana te ofrece repetidas ocasiones para practicarla.

Ésta puede ser comparada con los lados de un puente, si una de las partes no se mueve y la otra cruza el puente hasta alcanzar la posición de la primera, la solución se habrá alcanzado, pero difícilmente puede hablarse de negociación.

Para que haya negociación ambas partes han de ganar y perder algo.

¿Cómo desarrollar la negociación?

  • Negocia cuando quieras ganar algo y no haya otra camino.
  • Infórmate bien de las actividades e interesas del otro.
  • Plantéate los objetivos claros y prepara los argumentos para defenderlos.
  • Practica el autodominio emocional. Aprende a admitir presiones y a ejercerlas.
  • Trata de conocer bien a la otra parte antes de empezar la negociación.
  • Escucha atentamente a la otra parte. Observa, detecta actitudes, emociones y comunicaciones no verbales en la otra persona.
  • Muestra tu voluntad de colaboración y flexibilidad para llegar a un consenso.
  • Propón alternativas que beneficien a ambas partes.

Resumiendo:

  • Establece metas precisas cuando desees llegar a un acuerdo y disponte a reducir los conflictos y a buscar soluciones beneficiosas para todo el mundo.
  • Desarrolla tu voluntad hacia la negociación y el consenso.
  • Aprende a escuchar y detectar actitudes y emociones en las personas con quien negocias.
  • Evita las respuestas agresivas ante una propuesta.
  • Practica tus aptitudes negociadoras repetidamente (en el banco, en el mercado, en el trabajo, en el grupo de amigos y amigas), con muchos ensayos lograrás mejorar los resultados.

“Jamás negociemos con miedo, pero jamás temamos negociar” JOHN FITZGERALD KENNEDY

dalequedale.com

#google_ads_div_wpcom_below_post_adsafe_ad_container { display: block !important; }

Google+

Beih Tentadora Delicia Berlango

Fuente del Autor: http://tunegociocorrecto.wordpress.com/2014/01/15/habilidades-sociales-la-negociacion/

klimt-gustav-mother-and-child

22 octubre, 2008
por diego alcorta
0 Comentarios

Sonetos de Amor por William Shakespeare


Gustav klimt-mother and child

El pecado de amarme se apodera
de mis ojos, de mi alma y de mí todo;
y para este pecado no hay remedio
pues en mi corazón echó raíces.
Pienso que es el más bello mi semblante,
mi forma, entre las puras, la ideal;
y mi valor tan alto conceptúo
que para mí domina a todo mérito.
Pero cuando el espejo me presenta,
tal cual soy, agrietado por los años,
en sentido contrario mi amor leo
que amarse siendo así sería inicuo.
Es a ti, otro yo mismo, a quien elogio,
pintando mi vejez con tu hermosura.

29 septiembre, 2014
por admin
0 Comentarios

Voy en camino

Mi ausencia está por terminar, pronto estaré en casa. A tu lado, de nuevo.
-¿Me extrañaste?
-Tu respuesta es sí, mucho.
Hay veces que tus palabras se escuchan y leen vacías, pero esta vez quiero que me lo demuestres.
Lo anhelo, lo espero y lo ansío.
El camino me será pensativo a pesar de querer ir durmiendo.
¿Está mal que me haga esperanzas de tu respuesta?
Quizás sí, pues esta no me será dada hasta el día de mañana a tu llegada de la oficina.
Pero quizás si me extrañas más aún de lo que dices. Me des la respuesta sincera que quiero sin decir una sola palabra, quizás sólo un beso…
Sólo un beso sería suficiente si fuera como esos besos de aquellos días…

IMG_8126.JPG

Fuente del Autor: http://locayconfundida.wordpress.com/2014/09/22/voy-en-camino/